lunes, 7 de mayo de 2018

PANAMA MISIONERA


Los días 4,5,6 de Mayo se llevó a cabo el Taller de Evangelizar con Alegría facilitado por la hna. María Soledad Sáenz Misionera Comboniana quien fue invitada por el equipo de la Comisión Nacional de Animación Misionera de Panamá (CoNAM).
La Comisión Nacional fue creada hace 31 años y surge como una respuesta de la Conferencia Episcopal Panameña, para asumir el reto de la nueva evangelización propuesta por el entonces Papa Juan Pablo II en el marco de la celebración del  V°  Centenario de la primera evangelización en América.

Los objetivos son:
Colaborar en la animación misionera, despertando conciencia de las necesidades que existen en la Iglesia de Panamá y mundo.

Promover la formación integral de los laicos misioneros fomentando una espiritualidad de comunión.
Apoyar las actividades misioneras dando su tiempo dentro y fuera del país. (Ad Intra, Ad Extra, Ad Gentes).

Al momento el presidente de la Comisión es: Mons. Edgardo Cedeño SVD y la Directora Ejecutiva Profa. Fulvia Martínez.
Durante estos días reflexionamos como intensificar nuestro ser misionero a través de la Animación Misionera en las 8 diócesis de Panamá y abrirnos al grito de los pueblos que aún no conocen a Cristo en el resto del mundo.

Uno de los momentos más fuertes que se está viviendo como Iglesia Panameña es la preparación de la Jornada Mundial de la Juventud donde esta comisión intenta sobre todo a través de la formación promover y contagiar a los jóvenes de esta Misión de la Iglesia, SER MISIONERA.

No faltaron los cantos y las danzas con sus características afro e indígenas que son una gran riqueza en este país.

Salimos todos fortificados en el Espíritu y con la Pasión Misionera de que Jesucristo sea conocido y vivido hasta los últimos confines de la tierra.  La inquietud principal que todos los pueblos, todas las personas en el mundo entero tengan vida y vida en abundancia!!!!.

Gracias Panamá por tu ser Misionero, sigue siendo Testigo de ello más allá de tus fronteras.

REPUBLICA CENTROAFRICANA: EL PAPA FRANCISCO PIDE EL FIN DE LA VIOLENCIA Y DE LAS VENGANZAS


El Papa Francisco pidió el fin de la violencia y de las venganzas en la República Centroafricana, país sumido en una cruenta guerra civil y en el que el pasado 1 de mayo fallecieron 16 personas, entre ellas un sacerdote, y otras 99 resultaron heridas durante el ataque contra una iglesia en la ciudad de Bangui.

“Invito a rezar por la población de la República Centroafricana, país que he tenido la alegría de visitar y que llevo en el corazón, donde en los días pasados han tenido lugar graves episodios de violencia con numerosos muertos y heridos, entre ellos un sacerdote”, fueron las palabras del Santo Padre tras el rezo del Regina Coeli en el Vaticano este domingo 6 de mayo.


“Que el Señor, por intercesión de la Virgen María, ayude a todos a decir no a la violencia y a la venganza para construir juntos la paz”.

Según informaron diferentes corresponsalías de prensa destacadas en este país africano, varios hombres armados entraron en la iglesia católica de Nuestra Señora de Fátima y dispararon a los 200 asistentes que se encontraban celebrando la fiesta de San José.

Según se informó en un primer momento, y posteriormente se confirmó, el ataque fue perpetrado por la milicia musulmana PK5, también conocida como “La Fuerza”. Este grupo terrorista se encuentra en guerra tanto contra las fuerzas gubernamentales como contra las milicias cristianas e, incluso, contra otros grupos musulmanes.

La iglesia de Nuestra Señora de Fátima ya fue objeto de un ataque terrorista en mayo de 2015 en donde murieron 15 personas.

Desde el 2013 la República Centroafricana ha sido objeto de numerosos ataques por el complicado proceso de transición que afronta el país y que ha desatado una ola de violencia por el choque entre los grupos armados Séléka y los “antibalaka”, que ha hecho que casi un millón de personas se encuentren desplazadas.

ÁFRICA/REP. CENTROAFRICANA - "LA VIOLENCIA DEL 1 DE MAYO FRUTO DE UN PLAN MACHIAVELICO PARA REPARTIRSE EL PAIS" DENUNCIAN LOS LIDERES RELIGIOSOS



Bangui (Agencia Fides) - La violencia que ha golpeado Bangui en los últimos días “es la manifestación de un plan maquiavélico creado por algunos países conocidos que se hacen llamar amigos, con la complicidad de algunos patriotas”. Lo afirma la Plataforma de Líderes Religiosos por la Paz, denunciando las causas de la “masacre ciega e innoble perpetrada 1 de mayo” en la parroquia Notre Dame de Fátima que causó la muerte de varios creyentes y civiles inocentes, incluido el padre Albert Toungoumala Baba, además de un centenar de heridos” (véase Fides 2/5/2018).
Según los líderes religiosos del país, los objetivos que persiguen los incitadores de la violencia son: repartirse el país; hacer que Centroáfrica sea ingobernable; y si fuese necesario, ponerlo bajo un protectorado. “Todas las confesiones religiosas de Centroáfrica se oponen firmemente a estas acciones de desestabilización”, se lee en una declaración enviada a la Agencia Fides, desde la plataforma de líderes religiosos. El cardenal Dieudonné Nzapalainga, arzobispo de Bangui, colabora con esta plataforma por la parte católica. Tras la masacre el Cardenal Nzapalainga se había interrogado sobre la existencia de “una agenda oculta” que dirige las acciones de los perpetradores de la masacre (véase Fides 3/5/2018). Ahora quienes denuncian una maniobra de desestabilización de la República Centroafricana son todas las principales confesiones religiosas del país, cuyos líderes invitan a la población y en particular a los jóvenes, a “mantener la calma y a no dejarse arrastrar por el odio y la violencia”.

Los líderes religiosos, denunciando las “acciones concertadas para informar a la opinión pública nacional e internacional sobre el grave peligro que amenaza la vida de nuestra nación”, han decidido proclamar “tres días de oración en todas las iglesias y mezquitas, el 10, 11 y 12 de mayo, para pedir el retorno de la paz en los corazones y las almas y la salvaguardia del país de los peligros a los que lo empujan sus enemigos”.

Por último, los líderes religiosos piden al gobierno y a la MINUSCA (Misión de la ONU en la República Centroafricana) que “hagan todo lo posible por llevar a los autores de estos actos de odio ante la justicia”.

Después de la oración del Regina Coeli, este domingo 6 de mayo, el Papa Francisco dirigió una “invitación a orar por el pueblo de la República Centroafricana, un país que tuve la alegría de visitar y que llevo en mi corazón, y donde en los últimos días han ocurrido graves actos de violencia con numerosos muertos y heridos, incluido un sacerdote. Por la intercesión de la Virgen María, que el Señor ayude a todos a decir no a la violencia y a la venganza, para construir juntos la paz”. (L.M.) (Agencia Fides 7/5/2018)

martes, 24 de abril de 2018

ÁFRICA/SUDÁN DEL SUR - "UN GESTO DE PAZ EN UN PAIS DESGARRADO POR LA GUERRA"

“Un gesto de paz en un país desgarrado por la guerra”, asegura monseñor Kussala tras la colocación de la primera piedra del hospital de Nzara
martes, 24 abril 2018 sanidad   obispos   cáritas  



Juba (Agencia Fides) -. “La Iglesia colabora para complementar los esfuerzos del gobierno en la prestación de asistencia básica a las personas necesitadas”, explicó a la Agencia Fides monseñor Eduardo Hiiboro Barani Kussala, obispo de Tombura-Yambio (Sudán del Sur) , y presidente de la Conferencia Episcopal que reúne a los obispos de Sudán y Sudán del Sur. El 21 de abril, monseñor Barani presidió el la colocación de la primera piedra de un centro de salud en su diócesis que incluirá una clínica, un ala materno infantil, una sala de cirugía y un banco de sangre. El nuevo centro se construirá en Nzara, un pequeño pueblo ubicado a unos 24 kilómetros al noroeste de Yambio.

“La ceremonia de hoy marca el paso de las palabras a los hechos”, dijo monseñor Kussala. “Desde que me convertí en obispo, hace casi diez años, siempre he rezado y trabajado para procurar la construcción un centro de salud eficiente para los más necesitados. A pesar del daño continuo que provoca la guerra civil en nuestro país, hoy somos testigos de un activo gesto de paz, que se desmarca fuertemente de la guerra”. Los combates estallaron en Sudán del Sur en diciembre de 2013, cuando el presidente Salva Kiir acusó a su ex vicepresidente, Riek Machar, de intentar un golpe de estado, acusaciones que Machar rechazó.

“La colocación de la primera piedra marca el inicio de los trabajos de construcción del nuevo hospital auxiliar”, indicó monseñor Kussala, que agradeció su apoyo a los socios que económicamente han hecho viable el proyecto. “El proyecto está promovido por la diócesis de Tombura-Yambio, los misioneros Combonianos, la CMMB (Catholic Medical Mission Board), la Fundación Edmond Rice, el Fondo de Ayuda para Sudán y muchos de nuestros amigos más cercanos”, explicó monseñor Barani.

“Creo que estas noticias pueden ser útiles, ya que de Sudán del Sur solo llegan noticias tristes”, afirmó monseñor Barani. Sobre por qué se ha escogido Nzara, el obispo explicó que “la decisión se tomó sobre la base de acuerdo a varios criterios como el tamaño del sitio y su ubicación, y el interés de nuestra diócesis en esta zona donde gastamos casi el 50% de nuestro presupuesto anual. El tamaño del terreno y del edificio que se construirá se eligió de cara a posibles ampliaciones”.

“Desde el primer día del inicio del proyecto, lo confié a Santa Teresa del Niño Jesús, a Santa Josefina Bakhita, a monseñor Titarani Gasi Abangite, el difunto obispo de la diócesis y al Señor Resucitado, para que finalmente pudiera construirse un centro de salud digno para nuestro pueblo”, dijo monseñor Barani, quien concluyó asegurando que “Santa Teresa reza por nosotros y por todos los que están involucrados en este proyecto para ser bendecidos y lo puedan llevar a cabo” . 
(DBO) (LM) (Agencia Fides 24/4/2018)

viernes, 20 de abril de 2018

CONVOCAN JORNADA DE ORACION Y AYUNO POR LA PAZ EN NICARAGUA


POR MARÍA XIMENA RONDÓN | ACI Prensa

Debido a la violencia ejercida por la policía y grupos afines al Gobierno de Nicaragua contra quienes protestan por las reformas del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), la Diócesis de Jinotega ha convocado a una jornada de oración y ayuno por la paz.

Desde el miércoles 18 de abril, la capital Managua es escenario de las protestas luego que el Gobierno decretó el aumento del aporte de los trabajadores y empleadores al INSS, y la deducción mensual del 5% a los pensionados por vejez, invalidez e incapacidad.

La represión contra estas manifestaciones ha dejado tres muertos y decenas de heridos. También se han perpetrado daños a inmuebles y robos.

Ante esta situación, el Obispo de Jinotega, Mons. Carlos Enrique Herrera, invitó a “los sacerdotes y fieles, a convocar hoy y mañana en todas las parroquias a una jornada de oración y de ayuno, por la paz en Nicaragua”.

Aseguró que “es de conocimiento de la comunidad nacional e internacional, la violencia por parte de grupos afines al gobierno y la Policía, contra las personas que reclaman sus derechos en defensa de su bienestar sanitario y económico en el Seguro Social. Estas actitudes de las autoridades gubernamentales son condenables”, dijo en un comunicado.

“Invito a las autoridades correspondientes a una reflexión seria y sincera, que involucre a todos los sectores del país y que resuelva la crisis que puede acrecentar”, expresó Mons. Herrera.

Otros Prelados que se han sumado al llamado de paz y respeto a los ciudadanos son el Obispo Auxiliar de Managua (Nicaragua), Mons. Silvio Báez, quien ayer, a través de su cuenta de Twitter, pidió al régimen de Daniel Ortega que “¡respeten la libertad y la dignidad del pueblo!”.

“¡Que el Gobierno de Nicaragua demuestre un poco de sensatez! ¡Basta de usar grupos violentos contra la población que tiene derecho a la protesta justa!”, escribió.

Además, hoy 20 de abril denunció en un tuit que “la Policía ha querido entrar al recinto de la Catedral de Managua donde se han refugiado algunos de estudiantes pacíficamente y están recibiendo víveres de parte de la gente”.

Según informaron los medios locales, durante esta mañana decenas de estudiantes se agruparon en el templo para organizar sus protestas contra las reformas del INSS.

Por su parte, el Arzobispo de Managua, Cardenal Leopoldo José Brenes, lamentó que “entre hermanos podamos enfrentarnos y llegar a situaciones bastante difíciles donde haya golpes y hayan heridos”.

domingo, 15 de abril de 2018

ÁFRICA/R.D CONGO - FRENTE A UN SISTEMA POLITICO OPRESOR, EL EVANGELIO ES LA ESPERANZA PARA LOS JOVENES CONGOLEÑOS


 Kinshasa (Agencia Fides) - La situación sociopolítica, económica y
humanitaria en República Democrática del Congo (RDC) es dramática, pero los jóvenes congoleños no han perdido la esperanza y continúan con la lucha por la democracia y por el bien común. “Después de la caída de la dictadura de Mobutu, -que nos ha esclavizado durante treinta años-, teníamos la ilusión de librarnos de los depredadores y del peso de la pobreza y llegar por fin a un estado de derecho”, señala el padre Simon-Pierre Kakiau, misionero congoleño y teólogo de la Sociedad para las Misiones Africanas (SMA). “Sin embargo, -continúa el padre Kakiau-, la realidad congoleña muestra que fue solo un cambio de régimen y que el sistema opresor y la especulación económica han echado raíces. En este contexto, el destino de la juventud congoleña, como el de toda la nación, es incierto. Y hay señales negativas que provocan gran preocupación como la persistencia de la guerra, alimentada por las diversas milicias en el este y en el centro del país; la crisis preelectoral que condujo a la división entre gobernantes y gobernados; la diferencia entre el crecimiento y la inflación; el deterioro de las infraestructuras de transporte y de la calidad de vida (hambruna, falta de agua potable, electricidad y acceso a la asistencia sanitaria básica); y la inseguridad y los secuestros en Kinshasa y en zonas controladas por las milicias”. Ante esta trágica situación, “¿cuál será la RDC de mañana? ¿RDC no ha sufrido ya suficiente? ¿Y cuál es el papel de la Iglesia local en esta fase histórica?”, se pregunta el misionero. “En virtud de su misión profética, la Iglesia sigue siendo la única esperanza para los jóvenes. No se limita solo a denunciar la injusticia social sino que también ayuda a los jóvenes congoleños con sus enseñanzas sobre el Evangelio y el servicio social, dándoles la esperanza de un futuro mejor. La Iglesia es una fuerza moral para la nación en este período tan oscuro en la historia de República Democrática del Congo”.

“Después del grave fraude electoral de 2011, -recuerda Fidesel padre Kakiau-, solo la Iglesia declaró abiertamente que las elecciones no estaban en conformidad con la justicia ni con la ley. Desde ese momento, la única palabra que los congoleños escuchan es la de la Iglesia. Gracias al acompañamiento de sus pastores, los jóvenes son conscientes de que su destino y el de la nación está en sus manos”.

El misionero explica que en el pasado se decía que “los demás eran responsables de nuestra pobreza, especialmente los occidentales”. Ahora está en marcha un renacimiento moral de los jóvenes congoleños. La juventud congoleña, a través del acompañamiento de la Iglesia, se siente responsable del destino de su país y está lista, incluso, para el sacrificio. Muchos murieron durante las marchas pacíficas del 31 de diciembre de 2017, del 21 de enero y del 25 de febrero de 2018. Muchos otros siguen en prisión u hospitalizados. “A pesar de la dura represión de la policía, nuestros jóvenes siempre están listos para seguir adelante, para hacer de República Democrática del Congo un estado democrático donde el bien común sea la esencia de cualquier acción política”. En los últimos años los jóvenes congoleños han desarrollado un fuerte sentido de patriotismo, concluye el misionero, que “los hace dispuestos a sacrificarse y convertirse en los protagonistas de su destino. El Evangelio de la esperanza es su guía. Siguen luchando para garantizar un futuro de justicia y paz, por el bien de la nación”. (SPK / AP) (13/04/2018 Agencia Fides)