martes, 9 de octubre de 2018

SAN DANIEL COMBONI - DIES NATALIS

 10 Octubre


«Fundador de los combonianos, misioneros y misioneras. Apóstol de África donde llevó el beso de la paz de Cristo. Creyó firmemente que la cruz convertiría este gran continente en tierra de bendición y de salvación»

«¡África o muerte!» era el sentimiento apasionado de este insigne misionero; brotaba de sus entrañas y le confería el aliento para seguir luchando por Cristo. Siendo único superviviente de una numerosa familia de ocho hijos, a su madre, Domenica, no le tembló la voz cuando lo vio partir en 1857 después de su ordenación sacerdotal, diciéndole: «Vete, Daniel, y que el Señor te bendiga». Este gesto de suma generosidad nutría de bendiciones, junto a las divinas, la determinación irrevocable de este apóstol que había traído al mundo en Limone sul Garda, Italia, el 15 de marzo de 1831. El santo jamás lo olvidó; en las cartas que fue enviando desde su misión siempre agradeció a sus padres este desprendimiento. Ambos andaban escasos de recursos; servían como campesinos a un lugarteniente de la zona. Por eso Daniel tuvo que irse a Verona, donde el venerable Nicola Mazza había fundado un Instituto pensando en el futuro de jóvenes como él, pobres y con grandes dotes.

Fue allí donde ardió la llama de su vocación sacerdotal y misionera, teniendo en el horizonte de sus sueños apostólicos el continente africano. A ello contribuyó su amistad con un antiguo esclavo sudanés, con el que compartía las aulas. El 6 de enero de 1849 se comprometió ante Mazza a «consagrar su vida a Cristo en favor de los pueblos africanos hasta el martirio».Recibió la ordenación sacerdotal en Trento en 1854, de manos del obispo beato Juan Nepomuceno Tschiderer. Tres años más tarde, sin haber cumplido los 26 de edad, partió a África junto a cinco misioneros educados, como él, por Mazza. Llegó a Jartum, capital de Sudán, y allí se dio de bruces con la realidad: clima sofocante, riesgos de toda índole, miseria, abandono, enfermedad, etc. Todo ello habría invitado a espíritus pusilánimes a tirar la toalla, cediendo al temor, pero no a él, que se sintió espoleado a luchar con más fuerza que nunca. «Tendremos que fatigarnos, sudar, morir; pero al pensar que se suda y se muere por amor de Jesucristo y la salvación de las almas más abandonadas de este mundo, encuentro el consuelo necesario para no desistir en esta gran empresa», escribió a sus padres. Había sido un viaje difícil, plagado de sufrimientos y contrariedades, incluido el fallecimiento de la mayoría de los integrantes de esta misión. «¡África o muerte!»es la rúbrica instantánea de una fidelidad irrevocable a Cristo que brotó de sus labios ante el óbito de uno de los misioneros que le acompañaban, el padre Oliboni.

Volvió a Italia dispuesto a diseñar una nueva estrategia para llevar adelante la misión. El 15 de septiembre de 1864 en Roma oró sobre la tumba de san Pedro. Allí concibió lo que iba a ser conocido como el «Plan para la regeneración de África», sintetizado en la idea de «salvar África por medio de África». Su único objetivo era «el de llevar el beso de paz de Cristo»a esos pueblos del continente. Tres días más tarde dio a conocer su plan al papa Pío IX y al cardenal Barnabó, prefecto de Propaganda Fide. El pontífice le dijo: «¡trabaja como un buen soldado de Cristo!».Comboni comenzó efectuando viajes a distintos puntos de Europa en una labor de concienciación, estímulo y solicitud de ayuda para este proyecto, sin descuidar ningún estamento social. Sus interlocutores iban desde las autoridades eclesiales, la realeza y la poderosa aristocracia hasta las gentes sencillas y pobres. Para suscitar vocaciones y mantener vivo el espíritu misionero se sirvió también de un instrumento valiosísimo: la creación de una revista. En 1867 y en 1872 fundó los Misioneros Combonianos y las Misioneras Combonianas respectivamente. Consiguió que la Iglesia se involucrase en esta tarea misionera, especialmente con su Postulatumexpuesto en el Concilio Vaticano I.

Siempre desviviéndose por todos, no ocultaba su esfuerzo. Al escribir al padre Arnold Janssen desde Jartum en 1875 le decía con toda sencillez: «Perdóneme por escribirle en latín; pero es que no duermo por exceso de ocupaciones, y estoy agotado. Por este motivo no le escribo en alemán, porque necesitaría más tiempo y tendría que usar el diccionario…».En el estío de 1877 fue designado vicario apostólico de África central y consagrado obispo. En sus múltiples viajes al continente luchó contra la explotación inhumana, la esclavitud y toda clase de desmanes contra el pueblo que tanto amaba. Su fortaleza provenía de la cruz de Cristo, a la que se abrazó y de la que no despegaba sus ojos. Ocho días antes de morir dijo: «La cruz tiene la fuerza de transformar África en tierra de bendición y de salvación… A mí no me importa nada. Deseo solamente ser anatematizado por mis hermanos. Lo que me importa es la conversión de la ‘Nigricia’».

A unas horas de culminar su vida en la tierra aún le seguían otros problemas internos. Al rector de su seminario de Verona, padre Sembianti, le escribió desde Jartum el 8 de octubre de 1881, preocupado por un asunto de gobierno: «Gran asombro me ha producido el conocer la turbación de la superiora cuando recibió mi carta, en la que le pedía cosas concernientes a su deber, y que yo tenía derecho a pedir en conciencia. Si ello es así, como no quiero causar ninguna molestia, le aseguro a usted, y asegure usted a la superiora, que no la incomodaré más con ninguna carta o escrito. ¡Qué magníficas relaciones mantiene un Instituto donde deben florecer la caridad, la obediencia, la confianza y el respeto a la autoridad, qué magníficas relaciones, decía, mantiene el Instituto de las Pías Madres de la Nigricia con su fundador, que suda, se fatiga y no duerme, para sostenerlo y conseguir que no le falte de nada! ¡Qué espíritu del Señor!».Al tiempo, junto a la noticia de otras acciones apostólicas, le comunicaba haber bautizado a «catorce infieles, entre paganos y musulmanes». Dos días más tarde de haber firmado esta carta, justamente el 10 de octubre de 1881, partió al cielo. «Yo muero –vaticinó– pero mi obra, no morirá».Juan Pablo II lo beatificó el 17 de marzo de 1996, y lo canonizó el 5 de octubre de 2003.

COMBONI: EL MISIONERO QUE SOÑAMOS SER



5 Octubre 2003-2018

Hace 15 años, el 5 Octubre 2003, Juan Pablo II canonizaba en la plaza de San Pedro a Daniele Comboni, fundador de los misioneros combonianos, Arnold Janssen, fundador de los Verbitas, y a Josef Freinademetz.

“Se trata de una fecha que nos recuerda la gracia de la santidad comboniana vivida en primer lugar por Comboni y después por tantos misioneros combonianos, combonianas, seculares, laicos y laicas que han seguido sus huellas y viven hoy la misión como lugar en donde se realiza el deseo de Dios que quiere que todos seamos santos, como él es santo” (Enrique Sanchez).

La fiesta de San Daniel Comboni se celebra el 10 octubre, en el corazón del mes de las misiones, como ejemplo luminoso de la vocación misionera.

Una buena oportunidad para reavivar el sueño que está en el corazón de cada uno de sus seguidores. Vea enseguida cómo lo expresaban un grupo de combonianos durante una semana de espiritualidad dirigida por Mons. Vittorino Girardi (México, año comboniano 2001). (MJ)

El misionero que he soñado ser

En el mes de febrero del 2001, estuve en México para una semana de espiritualidad comboniana. En la Eucaristía de conclusión tuvimos la oportunidad de describir la imagen del misionero que un día habíamos querido ser: ¡Había sido nuestro sueño!, como lo había sido el de poder trabajar un día en las misiones más difíciles del Sudán del Sur, del Zaire (R.D. del Congo) o del Brasil Norte.

Lo que se había realizado de ese “sueño” pertenecía a la historia sagrada de cada uno, pero sentimos que nos hacía recordar y narrar nuestro sueño, para que no quedara sólo en el mundo de los sueños…

•  Soñé con ser un misionero dotado de una extraordinaria capacidad para desarrollar una actitud de constante acogida y de diálogo para con todos, haciendo memoria de que Jesús comía con los pecadores; con un esfuerzo sincero para superar todo etnocentrismo, aunque consciente de mi alteridad y entonces abierto a la aceptación y superación de inevitables conflictos.

•  Me proponía ser un misionero constante y tenaz en el estudio de los idiomas necesarios para mi apostolado, para entrar así con respeto y a la vez con tesón en el proceso de inculturación que nunca terminaría… Quería aprender bien el idioma (¡resultaron ser varios!) para entrar en el mundo en que el “otro” me acogía, para escucharle, para un encuentro efectivo y afectivo, para evangelizar.

•  Soñé con poder lograr una paciencia “infinita”, también por la insistencia de otros misioneros que me habían precedido, para esperar un crecimiento cristiano personal y social, que de hecho es lento y lleno de desilusiones, a veces hasta la exasperación. Quería afianzarme en la convicción tan comboniana, que el misionero trabaja para el porvenir, para la eternidad, y que no debe esperar gratificaciones, aunque deba agradecerlas cuando lleguen.

•  Desde los años primeros de formación, pero especialmente desde el tiempo de noviciado en que sentía a Dios tan cerca, me propuse lograr un profundo, sincero, ilimitado espíritu de perdón hacia quien hace sufrir y puede abusar de la bondad de los demás, bien sabiendo que su supuesto egoísmo, sus defectos, le hace sufrir a él, antes que a los demás… Sabía que perdonar es “re-crear”, es hacer nuevos a los demás, a las relaciones, a la comunidad, consciente de que el perdón es la una invención que Cristo trajo al mundo: no se conocía como la que él nos predicó y vivió.

•  Soñé con ser un misionero “bueno”, simplemente bueno y hasta me descubrí con el deseo de que un día pudieran ponerme, mi gente en la misión, el apodo de “el misionero bueno”… Había escuchado, en efecto, que la gente acostumbraba dar un apodo a nuestros misioneros, especialmente en África. Los cristianos habían puesto ese apodo a Juan XXIII, el “Papa bueno”, precisamente, yo lo hubiese querido para mi también. Esto me hubiese exigido ser amable con todos, sin exclusiones, atento, “hecho a todos”, con la mirada fija en Cristo buen pastor, “humilde de corazón”. Bien sabía que los destinatarios de mi trabajo, no me querían arrogante, autoritario, distante, orgulloso, resentido, irónico…

•  Ha sido mi “utopía”, mi sueño, ser un misionero sereno, contento, en paz, hasta alegre y de buen humor… pero todo esto no tanto como fruto de un “buen carácter” (¡bien sabía que no lo tenía!), sino como consecuencia del sentirme seguro en las manos de Dios mi Padre porque enriquecido extraordinariamente de la experiencia de su amor incondicional, de su perdón y con la certeza de haber sido llamado a pertenecer al grupo de los que Cristo escogió como “amigos”.

•  Mi sueño se iba aún más arriba. Quería lograr la firme disposición para compartir gozos y sufrimientos, hambre y pobreza de “mi pueblo”, arriesgando hasta la vida por él, como la arriesgaron, después de Comboni, no pocos de sus hijos e hijas. Quería yo también ser fiel hasta la muerte, como con tanta frecuencia lo repetía Comboni, ya con una fidelidad cronológica ya con una fidelidad “intensiva” con el martirio. Soñaba con gastarlo todo por la misión, para volver un día a mi Patria, si así Dios lo disponía, pobre, con la salud quebrantada, muy ligero de equipaje, dejándolo todo en la misión.

•  Le había pedido al Señor, y no sólo una vez, un corazón agradecido hacia todos, abierto a la amistad, sin pretensiones, sin ceder a la codicia o tentación de querer posesionarme de alguien (cooperadores, cooperadoras, alumnos, monaguillos, bienhechores…)

•  De una manera muy especial e insistente, había soñado con ser un misionero de “rodillas robustas”, para decirlo con Comboni. Lo que se decía, “un hombre de Dios”, o como lo dicen ahora, “que viéndolo haga pensar en Dios, lo irradie”, por su espíritu de oración y por la fiel práctica de la misma.

•  Y finalmente, soñaba con ser un obediente rebelde, como los santos, como Comboni precisamente, es decir, un cristiano y misionero que acepta y obedece a los ritmos de crecimiento propio y de los demás, que lee la voluntad de Dios en las “mediaciones”, pero que no se conforma con la mediocridad, que se rebela frente a los abusos y a los atropellos de lo más sagrado que es la persona, toda persona… y que entra con osadía en la lógica de Aquel que nos amó hasta el extremo.
Monseñor Victorino Girardi Stellin, m.c.c.j.
[Combonianum]

miércoles, 3 de octubre de 2018

HOMILIA DEL PAPA FRANCISCO EN LA MISA DE APERTURA DEL SINODO DE LOS OBISPOS SOBRE LOS JOVENES



El Papa Francisco abrió este miércoles 3 de octubre la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos centrada en los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional con una misa multitudinaria en la Plaza de San Pedro en la que animó a los Padres Sinodales a dejarse guiar por el Espíritu Santo para que los trabajos sinodales den abundantes frutos.

El Santo Padre pidió al Espíritu Santo “que nos dé la gracia de ser memoria operante, viva, eficaz, que de generación en generación no se deja asfixiar ni aplastar por los profetas de calamidades y desventuras ni por nuestros propios límites, errores y pecados, sino que es capaz de encontrar espacios para encender el corazón y discernir los caminos del Espíritu”.

A continuación, el texto completo de la homilía del Papa Francisco:

«El Espíritu Santo, que enviará el Padre en mi nombre, será quien os lo enseñe todo y os vaya recordando todo lo que os he dicho» (Jn 14,26).

De esta forma tan sencilla, Jesús les ofrece a sus discípulos la garantía que acompañará toda la obra misionera que les será encomendada: el Espíritu Santo será el primero en custodiar y mantener siempre viva y actuante la memoria del Maestro en el corazón de los discípulos. Él es quien hace que la riqueza y hermosura del Evangelio sea fuente de constante alegría y novedad.

Al iniciar este momento de gracia para toda la Iglesia, en sintonía con la Palabra de Dios, pedimos con insistencia al Paráclito que nos ayude a hacer memoria y reavivar esas palabras del Señor que hacían arder nuestro corazón (cf. Lc 24,32). Ardor y pasión evangélica que engendra el ardor y la pasión por Jesús. Memoria que despierte y renueve en nosotros la capacidad de soñar y esperar.


Porque sabemos que nuestros jóvenes serán capaces de profecía y de visión en la medida que nosotros, ya mayores o ancianos, seamos capaces de soñar y así contagiar y compartir esos sueños y esperanzas que anidan en el corazón (cf. Jl 3,1).

Que el Espíritu nos dé la gracia de ser Padres sinodales ungidos con el don de los sueños y de la esperanza para que podamos, a su vez, ungir a nuestros jóvenes con el don de la profecía y la visión; que nos dé la gracia de ser memoria operante, viva, eficaz, que de generación en generación no se deja asfixiar ni aplastar por los profetas de calamidades y desventuras ni por nuestros propios límites, errores y pecados, sino que es capaz de encontrar espacios para encender el corazón y discernir los caminos del Espíritu.

Con esta actitud de dócil escucha de la voz del Espíritu, hemos venido de todas partes del mundo. Hoy, por primera vez, están también aquí con nosotros dos hermanos obispos de China Continental. Démosles nuestra afectuosa bienvenida: gracias a su presencia, la comunión de todo el Episcopado con el Sucesor de Pedro es aún más visible.

Ungidos en la esperanza comenzamos un nuevo encuentro eclesial capaz de ensanchar horizontes, dilatar el corazón y transformar aquellas estructuras que hoy nos paralizan, nos apartan y alejan de nuestros jóvenes, dejándolos a la intemperie y huérfanos de una comunidad de fe que los sostenga, de un horizonte de sentido y de vida (cf. Exhort. ap. Evangelii gaudium, 49).

La esperanza nos interpela, moviliza y rompe el conformismo del «siempre se hizo así» y nos pide levantarnos para mirar de frente el rostro de nuestros jóvenes y las situaciones en las que se encuentran. La misma esperanza nos pide trabajar para revertir las situaciones de precariedad, exclusión y violencia a las que están expuestos nuestros muchachos.

Nuestros jóvenes, fruto de muchas de las decisiones que se han tomado en el pasado, nos invitan a asumir junto a ellos el presente con mayor compromiso y luchar contra todas las formas que obstaculizan sus vidas para que se desarrollen con dignidad. Ellos nos piden y reclaman una entrega creativa, una dinámica inteligente, entusiasta y esperanzadora, y que no los dejemos solos en manos de tantos mercaderes de muerte que oprimen sus vidas y oscurecen su visión.

Esta capacidad de soñar juntos que el Señor hoy nos regala como Iglesia, reclama, como nos decía san Pablo en la primera lectura, desarrollar entre nosotros una actitud definida: «No os encerréis en vuestros intereses, sino buscad todos el interés de los demás» (Flp 2,4). E inclusive apunta más alto al pedir que con humildad consideremos estimar a los demás superiores a nosotros mismos (cf. v. 3).

Con este espíritu intentaremos ponernos a la escucha los unos de los otros para discernir juntos lo que el Señor le está pidiendo a su Iglesia. Y esto nos exige estar alertas y velar para que no domine la lógica de autopreservación y autorreferencialidad que termina convirtiendo en importante lo superfluo y haciendo superfluo lo importante.

El amor por el Evangelio y por el pueblo que nos fue confiado nos pide ampliar la mirada y no perder de vista la misión a la que nos convoca para apuntar a un bien mayor que nos beneficiará a todos. Sin esta actitud, vanos serán todos nuestros esfuerzos.


El don de la escucha sincera, orante y con el menor número de prejuicios y presupuestos nos permitirá entrar en comunión con las diferentes situaciones que vive el Pueblo de Dios. Escuchar a Dios, hasta escuchar con él el clamor del pueblo; escuchar al pueblo, hasta respirar en él la voluntad a la que Dios nos llama (cf. Discurso durante el encuentro para la familia, 4 octubre 2014). Esta actitud nos defiende de la tentación de caer en posturas «eticistas» o elitistas, así como de la fascinación por ideologías abstractas que nunca coinciden con la realidad de nuestros pueblos (cf. J. M. BERGOGLIO, Meditaciones para religiosos, 45-46).

Hermanos: Pongamos este tiempo bajo la materna protección de la Virgen María. Que ella, mujer de la escucha y la memoria, nos acompañe a reconocer las huellas del Espíritu para que, «sin demora» (cf. Lc 1,39), entre sueños y esperanzas, acompañemos y estimulemos a nuestros jóvenes para que no dejen de profetizar.

Padres sinodales: Muchos de nosotros éramos jóvenes o comenzábamos los primeros pasos en la vida religiosa al finalizar el Concilio Vaticano II. A los jóvenes de aquellos años les fue dirigido el último mensaje de los padres conciliares. Lo que escuchamos de jóvenes nos hará bien volverlo repasar en el corazón recordando las palabras del poeta: «Que el hombre mantenga lo que de niño prometió» (F. HÖLDERLIN).

Así nos hablaron los Padres conciliares: «La Iglesia, durante cuatro años, ha trabajado para rejuvenecer su rostro, para responder mejor a los designios de su fundador, el gran viviente, Cristo, eternamente joven. Al final de esa impresionante “reforma de vida” se vuelve a vosotros. Es para vosotros los jóvenes, sobre todo para vosotros, porque la Iglesia acaba de alumbrar en su Concilio una luz, luz que alumbrará el porvenir. La Iglesia está preocupada porque esa sociedad que vais a constituir respete la dignidad, la libertad, el derecho de las personas, y esas personas son las vuestras […]

En el nombre de este Dios y de su hijo, Jesús, os exhortamos a ensanchar vuestros corazones a las dimensiones del mundo, a escuchar la llamada de vuestros hermanos y a poner ardorosamente a su servicio vuestras energías. Luchad contra todo egoísmo. Negaos a dar libre curso a los instintos de violencia y de odio, que engendran las guerras y su cortejo de males. Sed generosos, puros, respetuosos, sinceros. Y edificad con entusiasmo un mundo mejor que el de vuestros mayores» (PABLO VI, Mensaje a los jóvenes, con ocasión de la clausura del Concilio Vaticano II, 8 diciembre 1965).

AMÉRICA/MÉXICO - EL PRESIDENTE DE LAS OMP CONFIA A LA VIRGEN DE GUADALUPE EL AÑO MISIONERO


Ciudad de México (Agencia Fides) En la tarde del martes 2 de octubre, Fiesta de los Ángeles Custodios, en el marco del cincuentenario de la revista Ad Gentes y la apertura del Año de la Misión en México, monseñor Giovanni Pietro Dal Toso, Subsecretario de la Congregación para la Evangelización de los pueblos y presidente de las Obras Misionales Pontificias (POM), presidió la concelebración eucarística en la Basílica de Santa María de Guadalupe (ver Agencia Fides 1/10/2018).

“Estamos aquí para abrir el Año Misionero. La Iglesia es misionera y lo es precisamente porque todos los hombres pueden experimentar que Cristo murió y resucitó por él, para liberarlos de todo mal y darles auténtica vida. Así también podemos entender la presencia de los ángeles: cada uno de nosotros disfruta de una ayuda especial a través del ángel para recorrer los senderos del bien. El ángel nos instruye, nos aconseja, nos defiende, para que este bien pueda ser preservado en nosotros, la salvación que Dios ha adquirido para nosotros en Cristo, su Hijo”.

El arzobispo señaló que “Dios nos envía a sus ángeles para que nos sigan, nos acompañen, nos guarden. Los ángeles son instrumentos de Dios ... Dios es bueno con nosotros, no quiere nuestro mal, sino nuestro bien”. Para disfrutar de la protección de los ángeles “debemos ser como niños”, como dice el Evangelio. “Pero ser un niño ante Dios”, explicó, “no significa ser egoísta y hacer berrinches. Ser niños significa abrirnos con confianza a la acción de Dios en nosotros. Como el niño que está a salvo porque se siente en los brazos de su padre o madre, el cristiano está a salvo porque se siente en los brazos de Dios”.

La tercera consideración del obispo Dal Toso se refiere a la contemplación del rostro de Dios: los ángeles ya lo contemplan, el hombre lo desea. “Dios nos envía a sus ángeles para que nos acompañen en nuestro viaje hasta que también nosotros podamos contemplar el rostro de Dios y ser transformados en él”.

El presidente de las OMP concluyó la homilía con una invocación a la Virgen María: “la Santísima Virgen, que mostró su rostro aquí, Ella, la Reina de los ángeles que ha aceptado el anuncio del ángel, puede interceder, especialmente en este Año Misionero para que cada hombre pueda disfrutar de la protección de los ángeles y contemplar un día, para siempre, el rostro de Dios”. 
(SL) (Agencia Fides 2/10/2018)
LINK
Texto integral de la homilía de Mons. Dal Toso (en español) -> http://www.fides.org/it/attachments/view/file/SE_Dal_Toso_Guadalupe_2102018.docx

viernes, 7 de septiembre de 2018

ÁFRICA/ERITREA - ¿LA PAZ TRAERA LA DEMOCRACIA?

 Expectativas sobre las reformas económicas, sociales y políticas

Un paso hacia la paz entre Etiopía y Eritrea



Asmara (Agencia Fides)- "La gente está feliz y contenta. El acuerdo de paz con Etiopía ha hecho que se cumpliera el sueño del encuentro de dos pueblos, que más que amigos, son hermanos". Así lo asegura un miembro de la Iglesia católica, quien por razones de seguridad, pidió a Fides permanecer en el anonimato. Según sus declaraciones, se respira un clima de entusiasmo entre los eritreos después del acuerdo entre Asmara y Addis Abeba firmado el 8 de julio tras 16 años de guerra y tensiones.

La paz todavía no ha traído la democracia en Eritrea. El régimen, uno de los más represivos del mundo, mantiene todo su poder. "Las demostraciones de júbilo fueron excepcionales", continúa el religioso. "Durante la visita del primer ministro Abiy Ahmed a Asmara se exhibieron más banderas que en el Día de la Independencia (28 de mayo de 1993). Sin embargo, los eritreos saben que estos acuerdos de paz no significan la implementación automática de reformas económicas, sociales y políticas. Temen que, como ya ocurrió después de la independencia, sus expectativas sean traicionadas una vez más".

Con los años, la guerra y las tensiones con Etiopía han sido una excusa que el Presidente Isaias Afeworki ha utilizado hábilmente para fortalecer su poder personal. Con el pretexto de un estado de emergencia, suspendió la Constitución de 1997, encarceló a opositores, ministros, intelectuales y a compañeros de partido que pedían el respeto por la democracia. Cerró la Universidad y militarizó el Estado, persiguió a líderes religiosos, y expulsó a los misioneros y a las ONG. En 20 años ha también ha provocado el éxodo de al menos dos generaciones de eritreos. "Por el momento no ha habido ninguna reforma interna y no creo que la habrá. Isaias es demasiado orgulloso como para rectificar. Solo si va al exilio podría habría haber alguna esperanza", indica el religioso.

Mientras tanto los eritreos sueñan al ver el enorme progreso de los últimos meses en la vecina Etiopía tras la llegada al poder de Abiy Ahmed. "El primer ministro etíope, -concluye la fuente de Fides- está realmente cambiando el país: ha promovido la reconciliación con los grupos étnicos excluidos del poder, ha liberado a los presos políticos, ha puesto en marcha reformas económicas, prometió elecciones libres y ha pedido la colaboración de los líderes religiosos. En Eritrea no se mueve nada. Los eritreos esperan que el hermoso sueño de la paz no se convierta en una nueva pesadilla".

ÁFRICA/SUDÁN DEL SUR - "HAY DEMASIADOS INTERESES QUE INTERFIEREN EN EL CAMINO DE LA PAZ..."

www.fides.org
La paz como tema central de la visita ad limina de los obispos de Sudán y Sudán del Sur


Roma (Agencia Fides) - “Todavía hay demasiados intereses creados que impiden la plena consecución de la paz”, asegura a Fides monseñor Edward Hiiboro Barani Kussala, obispo de Tombura-Yambio, Presidente de la Conferencia Episcopal que reúne a los obispos de Sudán y Sudán del Sur. Se encuentran estos días en Roma con motivo de su visita de Ad Limina Apostolorum. 

Las negociaciones en curso en la capital de Sudán, Jartum, están siendo auspiciadas por la IGAD (Intergovernmental Authority on Development), y en especial por dos de sus miembros, Sudán y Uganda, que tienen una fuerte influencia en los dos bandos de la guerra civil.

“Desafortunadamente, a pesar de la presión ejercida por los respectivos socios africanos, las diferentes partes en conflicto luchan por dejar de lado sus diferencias para forjar la paz. Debemos buscar el bien común y, en primer lugar, poner fin al sufrimiento de la población agotada por años de guerra”, subraya monseñor Hiiboro Kussala. “Otro factor que ralentiza el logro de un verdadero acuerdo de paz es el agotamiento de la comunidad internacional sobre el problema de Sudán del Sur. Después de muchos intentos fallidos y acuerdos firmados que nunca se respetan, los socios internacionales de Sudán del Sur se mantienen equidistantes respecto a acuerdo”, dice el obispo.

“También hay que tener en cuenta el bajo nivel cultural de la población; más del 80% no ha asistido a la escuela”, destacó monseñor Hiiboro Kussala. “Esto abre la puerta para los que quieren incitar a la violencia mediante el fomento de tribalismo. Además este bajo niveles cultural tampoco permite una correcta promoción del buen gobierno, el respeto por los derechos humanos o el buen uso de los recursos del país. Por desgracia, los beneficios de la venta de petróleo no se usan para mejorar las condiciones de vida de la población”.
Sin embargo, monseñor Hiiboro Kussala también apunta a algunos motivos para la esperanza, por ejemplo el reciente acuerdo de paz entre Etiopía y Eritrea. “Es un buen ejemplo que puede ser útil para nosotros, porque Etiopía y Eritrea han resuelto sus diferencias entre sí directamente, sin tener que ir a un lugar neutral”, asegura Hiiboro Kussala. “Vemos que las delegaciones de Sudán del Sur gastan grandes sumas de dinero en las conversaciones de paz en el exterior para no llegar a un resultado concreto”. 

“El ejemplo de estos dos países también es importante por otra razón: la Iglesia ha trabajado duro entre bastidores para lograr este resultado. Nosotros, como Iglesia de Sudán del Sur hacemos lo mismo. Lo que ha ocurrido entre nuestros vecinos nos anima a seguir adelante”, concluye. 

MONS. ULLOA: "PANAMÁ PREPARA LA JMJ COMO UN ENCUENTRO CON JESÚS"

Fuente: https://www.vaticannews.va/es/

Entrevistado por nuestro colega Alessandro Gisotti, el Arzobispo de Panamá, Mons. José Domingo Ulloa, explica cómo avanzan los preparativos para la Jornada Mundial de la Juventud que se celebrará en tierras panameñas del 22 del 27 de enero de 2019.
Ciudad del Vaticano


Panamá continúa con los preparativos de la JMJ que se celebrará del 22 al 27 de enero de 2019 y contará con la presencia del Papa Francisco.

En este contexto, nuestro colega Alessadro Gisotti, ha entrevistado a Monseñor José Domingo Ulloa, Arzobispo de Panamá, quien recientemente se reunió en Roma con el Prefecto del Dicasterio para la Comunicación de la Santa Sede, Paolo Ruffini y la comisión organizadora del la Jornada Mundial de la Juventud.

LEA TAMBIÉN
 La imagen de la Virgen de Fátima estará presente en la JMJ 2019
28/08/2018
La imagen de la Virgen de Fátima estará presente en la JMJ 2019


"Los panameños nos estamos preparando desde dos grandes realidades. En primer lugar, estamos abriendo las puertas de nuestras casas para que nuestras familias puedan tener la experiencia de descubrir en cada peregrino que llega, al mismo Jesús", explica el prelado señalando que también están preparando toda la infraestructura para recibir a los miles y miles de peregrinos de los cinco continentes y de más de 190 países.

Asimismo, Mons. Ulloa destaca que lo más importante hasta la llegada de la Jornada, es que el pueblo se va preparando de manera espiritual teniendo un encuentro con Jesús, "descubriendo lo que somos como Iglesia y qué es lo que podemos entonces ofrecer a tantos hermanos que vienen a congregarse en Panamá durante los días de esta Jornada".

¿Cuál es la expectativa de la gente en Panamá y especialmente de los jóvenes de Panamá?

«La gran expectativa es que van a enriquecerse y van a enriquecer a los hermanos. Lo que está en esta espera dichosa es el poder compartir realmente las mismas ilusiones, los mismos sueños y ver que es posible seguir soñando con un mundo y una Iglesia nueva.

LEA TAMBIÉN
 La Iglesia en Nicaragua declina ser sede de acogida para la JMJ 
02/08/2018
La Iglesia en Nicaragua declina ser sede de acogida para la JMJ


Se está haciendo, sobre todo, mucho énfasis en que podamos ir buscando los puntos de unidad entre nosotros los jóvenes, en tres grandes ejes.

El poder descubir la impotancia de preservar y cuidar la Casa Común, la presencia de María en nuestra vida y también el discernimiento de lo que Dios quiere de cada uno de nosotros», explica el Arzobispo de Panamá.

¿Qué puede dar la JMJ de Panamá a la Iglesia de Centroamérica?

«Lo que puede aportar la Iglesia de Panamá y Centroamérica a los peregrinos precisamente es sencillez, alegría, confianza, podemos también ofrecer a los jóvenes que vienen de diversos continentes, cuál ha sido el caminar de esta Iglesia centroamericana.

Una Iglesia que ha vivido también en el martirio y en el sufrimiento y que como exponente máximo tenemos a Monseñor Óscar Arnulfo Romero, que ya no sólo pertenece a El Salvador o a Centroamérica sino que pertenece y es ejemplo para toda la Iglesia universal», concluye el prelado.

ONU DENUNCIA GRADO DE REPRESIÓN ES MUY ALTO EN NICARAGUA

Fuente: https://www.vaticannews.va/es
La ONU denunció que el grado de represión "es tan alto" en Nicaragua que ha forzado al exilio a ciudadanos por el simple hecho de expresar opiniones distintas a las del gobierno, en un patrón de violencia que no cesa


Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

También han sido víctimas quien salieron en defensa de los derechos de los manifestantes, señala un informe de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU. La organización lamenta que "el mundo aparte la vista" de la crisis que ha surgido en el país centroamericano, donde a pesar del "contexto de miedo y desconfianza que se ha generado", las protestas exigiendo el respeto de las libertades han continuado. El informe agrega que "aunque el gobierno ya no niega la existencia de elementos armados progubernamentales, sí aprueba sus acciones y les permite operar con impunidad.

El alto comisionado de la ONU para los derechos humanos, Zeid Ra'ad al Hussein, pidió que el Consejo de Derechos Humanos se ocupe de la situación en Nicaragua y plantee medidas para prevenir disturbios sociales y políticos aún más graves. Ese órgano se reúne a partir del próximo 10 de septiembre en Ginebra en su tercer y último periodo de sesiones del año.

No hay indicios de golpe de Estado
Entre las violaciones de los derechos humanos que la Oficina de la Derechos Humanos ha logrado documentar figuran el uso abusivo de la fuerza por parte de la Policía, "que a veces se tradujo en ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias y generalizadas, torturas y malos tratos".  Zeid tuvo la oportunidad de hablar con líderes del movimiento estudiantil que pide la salida del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, cuyos relatos le impactaron por la gravedad de los hechos descritos.

Además, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) aseguró que no ha encontrado indicios que ratifiquen que las manifestaciones contra el Gobierno de Nicaragua, iniciadas en abril pasado, se trate de un intento de golpe de Estado como ha denunciado el presidente Daniel Ortega.

En un documento de respuesta, el Gobierno afirmó que "rechaza de manera integral el denominado informe presentado por la ACNUDH, por considerarlo subjetivo, sesgado, prejuiciado y notoriamente parcializado, redactado bajo la influencia de sectores vinculados a la oposición, y ausente del debido cuidado en su redacción de manera objetiva".

SIERVA DE DIOS HERMANA MARIA JOSEFA SCANDOLA

                           

Misionera Comboniana
(1849 – 1903 )

Hermana M. Giuseppa Scándola nació en Boscochiesanuova (Verona) – Italia el 26 de Enero de 1849, del matrimonio formado por Antonio Scàndola y Giuseppina Leso.

Su infancia, su adolescencia y su juventud se caracterizaron por una gran sencillez, espìritu de oración, pobreza y pureza.

Daniel Comboni, Fundador de las Religiosas Misioneras Combonianas “Pie Madrid ella Nigrizia”, la encontró casualmente la primera vez en Revezó, mas tarde en Boscochiesanuova, allí, descubriendo en ella un germen de vocación misionera, le confió el ardiente deseo de su corazón: fundar un Instituto de Religiosas para África.

Conquistada por el ideal misionero, Marieta Scàndola, fue la segunda Hermana del naciente Instituto y una de las cinco primeras misioneras que salieron para África en el año 1877.

Consagró toda su vida a la Evangelización de los Africanos particularmente a los de Sudan.  En Berber, El Obeid, Khartoum, Scellal, El Cairo, Assuan, Lul, se entregó con un amor que crecía en abnegación y sacrificio, hasta ofrecer su vida en cambio de la del joven misionero, P. Giuseppe Beduschi.  Este pudo continuar por muchos años su labor apostólica en África, gracias al sacrificio por ella ofrecido.

Sor M. Giuseppa Scàndola, en silencio, nos enseña que “no hay amor más grande que dar la vida por los hermanos” y que “la verdadera vida es conocer al Padre y a Jesucristo su Hijo que quiere que todos se salven”.

Para esto ella vivió, sufrió y oró.  Por esto murió el 1º de Septiembre de 1903 en Lul (Sudàn).


GIUSEPPA SCANDOLAhttps://www.youtube.com/watch?v=FMN5z42nBtM

Oración


Dios, Padre Omnipotente y Misericordioso, por los méritos de Jesucristo, Dios y hombre

Verdadero, y por la intercesión de Maria, Madre de la Iglesia y Medianera de todas las gracias te pido que, te dignes glorificar a Sor Marìa Giuseppa Scàndola, misionera fiel y heroica que consumó su vida difundiendo Tu  Reino en África y particularmente en la misión de Sudan.

Te alabo por todo cuanto ella hizo y sufrió en comunión contigo, Te pido por su intercesión que acojas la oración que te dirijo y me concedas la gracia que ahora Te pido…, si es para Tu gloria y el bien de tu Iglesia.

Gloria al Padre… (3 veces)

Roma, 10 Mayo 1995

Puede imprimirse:
Antonio Buoncristiani, Obispo
Se ruega a quien reciba gracias por intercesión de la Sierva de Dios que lo comunique a la Postulación de la Causa “Sr. Maria Giuseppa Scàndola V.le Tito Livio, 24  00136 – ROMA, Italia

sábado, 25 de agosto de 2018

COSTA RICA MISIONERA ENVIA DOS MISIONERAS COMBONIANAS A ECUADOR



Durante la Animación Misionera realizada en la Parroquia de Nuestra Señora de Ujarraz en Paraíso de Cartago, durante la Eucaristía se realizó el envío misionero de nuestras hermanas Rosemary Solano que ya trabaja en Ecuador y Maria Jesús Sanabria Moya que terminada su etapa de postulantado en México pasa a la Provincia de Ecuador para continuar su formación en el Noviciado.
La Iglesia estaba llena y la comunidad cristiana gozó mucho de este momento.  Ahí renovamos nuestras promesas bautismales comprometiéndonos a ser misioneros aquí, ahora y mas allá de nuestras fronteras, pidiéndole al Señor que siga suscitando vocaciones para la vida consagrada y misionera asi como la vida laical misionera.
El grupo misionero de la parroquia colaboró grandemente en la preparación a este momento con las moniciones y oraciones durante la Eucaristía y por la tarde ofrecieron un café misionero para nuestras hermanas.
Que estos momentos ayuden a motivar a los jóvenes a cuestionarse que es lo que quiere Dios para cada uno de ellos.

lunes, 30 de julio de 2018

DIA MUNDIAL CONTRA LA TRATA DE PERSONAS

(http://www.un.org/es/events/humantrafficking/index.shtml)

La Red Internacional de Vida Consagrada de Talitha Kum participa activamente en la lucha contra la trata de personas​ desde hace nueve años, con actividades de prevención, sensibilización, protección, asistencia y denuncia.​ 

"La trata de personas adopta muchas formas y no conoce fronteras. Demasiado a menudo, los tratantes de personas actúan con impunidad, y sus delitos no reciben la atención suficiente. Esto no puede seguir así". António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas
La respuesta al tráfico de niños y jóveness víctimas de la trata
La trata de personas es un delito que explota a mujeres, niños y hombres con numerosos propósitos, incluídos el trabajo forzoso y el sexo. La Organización Internacional del Trabajo calcula que casi 21 millones de personas en el mundo son víctimas del trabajo forzoso. En esa cifra se incluye también a las víctimas de trata para la explotación laboral y sexual. Si bien se desconoce cuántas de estas fueron objeto de trata, la cifra implica que en la actualidad hay millones de víctimas en el mundo. Todos los países están afectados por la trata, ya sea como país de origen, tránsito o destino de las víctimas. La esclavitud, tanto en su forma moderna como en la antigua, no es solo una vergüenza, sino que es "la execrable suma de todas las villanías", como la definió el abolicionista John Wesley, y no tiene cabida en nuestro mundo.

Aproximadamente un 30 por ciento de las víctimas de la trata son niños, y un 70 por ciento son mujeres y niñas. Estos son los datos publicados el Informe Mundial sobre la Trata de Personas Documento PDF en inglés elaborado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

En 2010, la Asamblea General adoptó un Plan de Acción Mundial para Combatir el Tráfico de Personas, urgiendo a los Gobiernos de todo el mundo a derrotar este flagelo. El Plan llama a integrar la lucha contra la trata en los programas de las Naciones Unidas para el fomento del desarrollo y el refuerzo de la seguridad mundiales. Una provisión crucial del Plan es el establecimiento de un Fondo Voluntario Fiduciario para las víctimas del tráfico, especialmente mujeres y niños.

Este fondo facilita la asistencia y la protección efectivas y directas a las víctimas de la trata mediante las subvenciones a organizaciones no gubernamentales especializadas. En un futuro próximo, el objetivo es priorizar a las víctimas provenientes de conflictos armados o que forman parte de grandes corrientes migratorias o de refugiados. También centrarán su asistencia en las víctimas que han sido objeto de la trata para explotarlas sexualmente, extirparles órganos, obligarlas a la mendicidad y a la delincuencia, así como otras actividades cada vez más frecuentes (por ejemplo, extirpación de piel o pornografía en línea).

En 2013, la Asamblea General sostuvo una reunión para evaluar el Plan de Acción Mundial. Los Estados miembros adoptaron la resolución A/RES/68/192 Documento PDF y designaron el 30 de julio como el Día Mundial contra la Trata. En la resolución, se señala que el día es necesario para «concienciar sobre la situación de las víctimas del tráfico humano y para promocionar y proteger sus derechos».

En septiembre de 2015, los países aprobaron la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y aceptaron cumplir los objetivos y las metas relacionados con la lucha contra la trata. Estos objetivos piden que se ponga fin a la trata y la violencia contra los niños, que se tomen medidas contra la trata en general, y que se acabe con todas las formas de violencia contra las mujeres y niñas y de su explotación.

Justo un año más tarde, tuvo lugar otro acontecimiento importante, la Cumbre sobre los Refugiados y los Migrantes en la que se aprobó la Declaración de Nueva York Documento PDF. En este documento, los países se comprometen a cumplir 19 puntos, tres de los cuales, precisamente, se centran en combatir la trata de personas y el contrabando de migrantes.

Este año 2018, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) ha elegido La respuesta a la trata de niños y jóvenes como el tema central del Día Mundial contra la Trata. Esta campaña resalta el hecho de que casi un tercio de las víctimas de la trata son niños. Con ello, se busca llamar la atención sobre los problemas a los que se enfrentan los niños objeto de trata y sobre las posibles iniciativas de acción relacionadas con la protección y la garantía de la justicia para los niños víctimas.

Si quieres participar en esta campaña en las redes sociales, usa las etiquetas #Trata y #FinALaTrata.


domingo, 8 de julio de 2018

EUROPA/ESPAÑA - SE HA PUBLICADO EL VOLUMEN "LA MISION, FUTURO DE LA IGLESIA, MISSIO AD-INTERGENTES"

Madrid (Agencia Fides) – Hasta ahora, cuando se hablaba de "la
misión”, las reflexiones se centraban en aspectos relacionados con la animación y la cooperación misionera. Pero hacía falta que teólogos y misionólogos compartieran opiones sobre temas que vertebran la fe y el anuncio del Evangelio. 

En 2017, el Centro Internacional de Animación Misionera (CIAM) y la Obra Pontificia Unión Misional, de las Obras Misionales Pontificias (OMP), organizaron en Roma el primer Seminario en lengua española sobre el tema ‘Laicado y misión’(Ver Fides 20/06/2017). En 2018, la cita se ha repetido, centrándose en la misión ‘ad gentes’, y eso es lo que recoge esta obra: la misión es el origen, el fin y la vida de la Iglesia. La misión de Jesús puesta en el corazón de la Iglesia se convierte en el criterio para evaluar la eficacia de estructuras pastorales, los resultados de su trabajo apostólico, la fecundidad de sus ministros y la alegría que somos capaces de comunicar. La articulación adecuada de ‘anuncio-sacramento-testimonio cristiano’ en la misión 'ad gentes' podría ayudar a renovarnos y reformar radicalmente toda la vida y la actividad de la Iglesia.

El volumen "La misión, futuro de la Iglesia, Missio ad-inter gentes", del p. Fabrizio Meroni (Secretario General de la PUM) y Don Anastasio Gil Garcia (Director Nacional del PMS de España) fue publicado en español por la editorial PPC (Madrid, España) como una tercera reflexión teológica sobre la misión de la Serie Omnis Terra de la Secretaría Internacional de la Pontificia Unión Misionera (PUM) y del CIAM en colaboración con la dirección nacional de las Obras Misioneras Pontificias de España (OMP).
(CE) (Agencia Fides, 27/06/2018)

V CONGRESO AMERICANO MISIONERO: "AMÉRICA EN MISIÓN, EL EVANGELIO ES ALEGRÍA"

www.vaticannews.va
Del 10 al 14 de julio de 2018, se realizará en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia, el V Congreso Americano Misionero (V CAM).
Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“América en Misión, el Evangelio es Alegría”, bajo este lema se realizará el V Congreso Americano Misionero (V CAM), del 10 al 14 de julio de 2018, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, en el cual se desarrollará el tema: “La alegría del Evangelio, corazón de la misión profética, fuente de reconciliación y comunión”. Será el X Congreso de una larga serie de encuentros que inició en el año 1977 en México y que se realiza cada 4 años en países diferentes. El último Congreso tuvo lugar en Maracaibo, Venezuela, en el 2013.

Convocatoria

En la convocatoria se subraya que, “la Misión hoy necesita que nuestras comunidades respondan con generosidad, inventiva y ardor al llamamiento constante e incansable del Papa Francisco, que nos pide ser impulsores de un profundo proceso de Evangelización en nuestro continente y en el mundo”. La convocatoria para este V Encuentro Americano Misionero está firmada por Mons. Ricardo Centellas, Presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana, Mons. Eugenio Scarpellini, Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias de Bolivia, Mons. Julio María Elías, Obispo Responsable de Misiones, y por Mons. Sergio Gualberti, Arzobispo de Santa Cruz y Presidente del V CAM.

Objetivo del V CAM

El objetivo principal del V CAM es el de “fortalecer la identidad y el compromiso misionero Ad Gentes de la Iglesia en las Américas, para anunciar la alegría del Evangelio a todos los pueblos – se lee en el comunicado – con particular atención a las periferias del mundo de hoy y al servicio de una sociedad más justa, solidaria y fraterna”. Por ello, recordando el mandato: “Vayan, pues, y hagan discípulos a todas las gentes y sepan que yo estoy con ustedes hasta el fin del mundo” (cf. Mt 28,19-20), se hace presente que la Iglesia no podrá dejar de ser misionera y por tanto con el V CAM, se pretende renovar la conciencia misionera de todos los bautizados.

Acontecimiento Misionero

“Las Iglesias particulares de las Américas, desde Aparecida, están comprometidas con la Misión de anunciar la Buena Noticia de Jesucristo en la desafiante realidad social de nuestro Continente – se precisa en la Convocatoria – en respuesta a los desafíos de estos tiempos marcados por profundos cambios de alcance global, que traen oportunidades, pero también impactos que desconciertan a nuestros pueblos en el ámbito cultural y religioso”.

El V Congreso Americano Misionero, se agrega, es un gran acontecimiento misionero, un tiempo de gracia, para vivir un nuevo Pentecostés, donde se propicia una reflexión misionológica de la vida y situación de la Iglesia en el continente Americano, pero también busca proyectar compromisos y acciones pastorales en clave misionera para ayudar a las Iglesias locales en su conversión pastoral.
Sigue el congreso 

jueves, 14 de junio de 2018

AFRICA/SUDÁN - LAS HERMANAS COMBONIANAS COMPROMETIDAS CON LA EDUCACIÓN, LA INTEGRACIÓN Y LA CONVIVENCIA RELIGIOSA



Omdurman (Agencia Fides) - El futuro del país está en manos de las nuevas generaciones y una buena preparación, no solo académica, es la base para construir una sociedad que respete el bien común. Así se expresa la hermana Freweini Ghebreab, misionera comboniana coordinadora del proyecto “Comboni Girls School” de Omdurman. En la ciudad, que se encuentra a pocos kilómetros de Jartum, viven familias desplazadas que regresaron al norte debido a los disturbios y los conflictos en Sudán del Sur.

El objetivo de la “Comboni Girls School” es garantizar una educación integral que reafirme la dignidad de la persona y proporcione seguridad en la vida, así como preparar a sus alumnas académicamente para que puedan comprender mejor su papel en la sociedad y la familia. Al centro acuden estudiantes cristianas y musulmanas, de entre 5 y 17 años. Unas 100 estudiantes de primaria y 25 estudiantes de secundaria cuentan con una beca para pagar la matrícula, el uniforme y el material escolar. Las Misioneras Combonianas, que desde hace 100 años ofrecen este servicio, brindan la oportunidad de recibir una formación a las niñas de la ciudad y la periferia con el convencimiento de que la educación debe de ser un derecho para todos, ricos y pobres.

En mayo de 2017 los misioneros combonianos lanzaron el proyecto “Educación en Omdurman” para “fomentar la cultura y aumentar la dignidad de un pueblo a través de los valores humanos y cristianos de libertad, justicia y dignidad”. El proyecto ayuda a familias pobres que no tienen el dinero para enviar a sus hijas a la escuela. Debido a la guerra en Sudán del Sur muchas familias cristianas están huyendo hacia el norte, en busca de una escuela cristiana para sus hijos. Junto a la tarea educativa, las misioneras también afrontan el trabajo, aún más desafiante, de promover la integración y la convivencia religiosa.
(FG/AP) (Agencia Fides 14/6/2018)

MIGRACION: EL PAPA PIDE COOPERACIÓN INTERNACIONAL EN TODAS LAS ETAPAS


II Coloquio Santa Sede – México


(ZENIT – 14 junio 2018).- El Papa Francisco ha recordado que en la cuestión de la migración no están en juego solo ‘números’, sino ‘personas’, con su historia, su cultura, sus sentimientos, sus anhelos… “Estas personas, que son hermanos y hermanas nuestros, necesitan una ‘protección continua’, independientemente del status migratorio que tengan”.

Este jueves, 14 de junio de 2018, se ha celebrado el II Coloquio Santa Sede – México sobre la Migración Internacional, promovido por la Secretaría para las Relaciones con los Estados de la Secretaría de Estado y la Embajada de México ante la Santa Sede.

En este contexto, el Pontífice ha hecho un llamamiento especial por los migrantes niños, y a proteger a sus familias, “a los que son víctimas de las redes del tráfico de seres humanos y a aquellos que son desplazados a causa de conflictos, desastres naturales y de persecución”.

Cooperación internacional

De esta manera, Francisco ha pedido la colaboración de toda la Comunidad Internacional, esta “cooperación internacional es importante en todas las etapas de la migración”, ha subrayado el Papa: desde el país de origen hasta el destino, como también facilitando el regreso y los tránsitos. En cada uno de estos pasos, “el migrante es vulnerable, se siente solo y aislado”.

El acto se celebrado en la Casina Pio IV del Vaticano, con la colaboración de la Pontificia Academia de las Ciencias y de la Sección Migrantes y Refugiados del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral.

Sigue el mensaje que el Papa ha enviado a los participantes en el coloquio cuyo texto ha sido leído por Mons. Paul Richard Gallagher, Secretario para las Relaciones con los Estados.

***

Mensaje del Papa Francisco

Deseo hacer llegar mi saludo a todos los participantes en este «Segundo Coloquio Santa Sede – México sobre la Migración Internacional», con un particular agradecimiento a los organizadores y relatores. Este encuentro tiene lugar en el 25 aniversario del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los Estados Unidos Mexicanos y la Santa Sede. Es, por tanto, una ocasión para fortalecer y renovar nuestros vínculos de colaboración y entendimiento para seguir trabajando conjuntamente en favor de los necesitados y descartados de nuestra sociedad.

En el momento actual, cuando la Comunidad Internacional está comprometida en dos procesos que conducirán a la adopción de dos pactos globales, uno sobre refugiados y otro sobre la migración segura, ordenada y regular, me gustaría animarles en su tarea y en su esfuerzo para que la responsabilidad de la gestión global y compartida de la migración internacional encuentre su punto de fuerza en los valores de la justicia, la solidaridad y la compasión. Para ello, se necesita un cambio de mentalidad: pasar de considerar al otro como una amenaza a nuestra comodidad a valorarlo como alguien que con su experiencia de vida y sus valores puede aportar mucho y contribuir a la riqueza de nuestra sociedad. Por eso, la actitud fundamental es la de «salir al encuentro del otro, para acogerlo, conocerlo y reconocerlo» (Homilía en la Misa para la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, 14 enero 2018).

Para hacer frente y dar respuesta al fenómeno de la migración actual, es necesaria la ayuda de toda la Comunidad internacional, puesto que tiene una dimensión transnacional, que supera las posibilidades y los medios de muchos Estados. Esta cooperación internacional es importante en todas las etapas de la migración, desde el país de origen hasta el destino, como también facilitando el regreso y los tránsitos. En cada uno de estos pasos, el migrante es vulnerable, se siente solo y aislado. Tomar conciencia de esto es de importancia capital si se quiere dar una respuesta concreta y digna a este desafío humanitario.

Quisiera por último indicar que en la cuestión de la migración no están en juego solo “números”, sino “personas”, con su historia, su cultura, sus sentimientos, sus anhelos… Estas personas, que son hermanos y hermanas nuestros, necesitan una “protección continua”, independientemente del status migratorio que tengan. Sus derechos fundamentales y su dignidad deben ser protegidos y defendidos. Una atención especial hay que reservar a los migrantes niños, a sus familias, a los que son víctimas de las redes del tráfico de seres humanos y a aquellos que son desplazados a causa de conflictos, desastres naturales y de persecución. Todos ellos esperan que tengamos el valor de destruir el muro de esa “complicidad cómoda y muda” que agrava su situación de desamparo, y pongamos en ellos nuestra atención, nuestra compasión y dedicación.

Doy las gracias a Dios por el trabajo y servicio que prestan, y los exhorto a continuar con sus esfuerzos para salir al encuentro de este grito de nuestros hermanos, que nos piden que los reconozcamos como tales y se les dé la oportunidad de vivir en dignidad y en paz, favoreciendo así el desarrollo de los pueblos. Y a todos les imparto la Bendición Apostólica.

Vaticano, 14 de junio de 2018

FRANCISCO

GUATEMALA/ VIOLENTA ERUPCIÓN DEL VOLCAN DE FUEGO EN GUATEMALA DEJA DECENAS DE MUERTOS

(www.elpais.com)
"Las columnas de ceniza superan los 6.000 metros de altura. Más de 3.000 personas son evacuadas
Violenta erupción en la tarde del domingo del volcán de Fuego. Uno los ríos de lava y lodo hirviendo sepultó el caserío El Rodeo de Escuintla, en el sur del país. El máximo responsable de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), Sergio García, afirmó que al anochecer del domingo se contabilizaban, además, 20 personas heridas, otras 3.100 evacuadas y un total de 1,7 millones de ciudadanos afectados por la explosión. De momento se desconoce el número de desaparecidos y el de refugiados, ya que muchos de ellos han buscado acogida en casas de familiares o amigos.
La ceniza que lanzó el coloso alcanzó los 10.000 metros de altura sobre el nivel del mar y, según el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), esta erupción, la segunda en 2018 del volcán de Fuego, es la mayor de los últimos años. Las columnas de ceniza y flujo piroclástico obligaron a realizar evacuaciones y al cierre del aeropuerto de la capital.
(...)  El volcán de Fuego, situado entre los departamentos de Escuintla, Sacatepéquez y Chimaltenango, había generado su primera erupción de 2018 en enero pasado. Este volcán, de 3.763 metros de altura y a 35 kilómetros al suroeste de la capital, provocó en septiembre de 2012 la última emergencia por erupción en el país, causando la evacuación de unos 10.000 habitantes asentados en poblados al sur del coloso".
Nos solidarizamos con nuestros hermanos guatemaltecos y elevamos nuestras oraciones para que pueda regresar la calma y la estabilidad de la naturaleza, así para que haya muchas personas de buena voluntad que ayuden a todos los damnificados por este desastre.  (Hermanas Misioneras Combonianas)

domingo, 3 de junio de 2018

MILES MARCHAN POR LA PAZ EN MÉXICO


Redacción ACI Prensa

Miles participaron este 2 de junio en la IV Caminata por la Paz, organizada por la Diócesis de Cuernavaca en México.

 Es un ejercicio pastoral en el que cabe todo el pueblo de Dios, los que ya no queremos violencia e inseguridad #4tacaminataporlapaz #iglesiadiocesanaenmisión #CaminamosPorLaPaz @de_pastoral


Reunidos en el Santuario de Tlaltenango desde las 8:00 a.m. (hora local), las miles de personas recorrieron la ciudad hasta la Catedral, con el Obispo de Cuernavaca, Mons. Ramón Castro Castro a la cabeza.

 Cada año #CaminamosPorLaPaz porque estamos seguros en la unidad de la iglesia, queremos que nada nos robe la Paz. #4taCaminataPorLaPaz#IglesiaDiocesanaEnMision

En su homilía de la Misa que cerró la caminata, Mons. Castro Castro aseguró que “construir la paz es tarea de todos”, promoviendo la justicia con verdad y con amor.

El Obispo de Cuernavca también denunció el grado de corrupción, violencia y descomposición social que enfrenta el Estado de Morelos.

“Nos duele encontrar sicarios en Morelos que por cinco mil pesos matan a su hermano, nos preocupa la pobreza, la marginalidad”, dijo, y reiteró el llamado a “terminar con el narcotráfico, con la impunidad y la corrupción que lo único que hacen es sembrar muerte por doquier”.

“Nos duele profundamente la sangre que se derrama, los niños abortados, las mujeres asesinadas, la angustia de las víctimas de secuestros, de asaltos, de extorsiones, las pérdidas de quienes han caído en la confrontación entre las bandas, que han muerto enfrentando el poder criminal o han sido ejecutados con crueldad o frialdad”.

 Ha sido una jornada de bendición para @iglesiamorelos por la respuesta que ha tenido al celebrar la IV caminata por la paz #CaminamosPorLaPaz alrededor de 40,000 personas hemos acompañado a nuestro pastor @MonsRamonCastro que su ejemplo y palabra nos fortalece a buscar La Paz!

“Nos interpelan el dolor y la angustia, la incertidumbre y el miedo de tantas personas”, dijo.

Mons. Castro Castro alentó además a los fieles a votar el 1 de julio en las elecciones presidenciales y congresales, en las que algunos estados también elegirán diversos gobernadores estatales y autoridades municipales.

“Ninguno de ustedes falte a esa cita del 1 de julio, ninguno, y tengamos cuidado con la corrupción”, advirtió.


El obispo mexicano dijo que “es una vergüenza la industria de la compra del voto”, y señaló que “hay 33 métodos para comprar el voto".

"Pero tan corrupto es el que compra el voto como el que lo vende”, indicó.

Mons. Castro Castro pidió a los fieles no vender “su dignidad ni su futuro”, ya sea “por una despensa, por una camiseta, por un paraguas o por dinero”.

“Eso que les dan les va a costar miles de veces más, porque los visitan solo en este periodo de elecciones, después se olvidan de nosotros”, denunció.

HOY SE CONMEMORA A CARLOS LWANGA Y COMPAÑEROS MÁRTIRES DE UGANDA


Redacción ACI Prensa

Carlos Lwanga, José Mkasa, junto a 20 compañeros, fueron martirizados entre los años 1885 y 1887 en Uganda por haber conformado la sociedad de los Misioneros de África, conocida como los Padres Blancos, que se encargó de la evangelización de ese continente durante el siglo XIX.

El 3 de junio de 1886 doce de ellos fueron quemados vivos junto a otros 20 anglicanos porque se negaron a renunciar a su fe. Los otros 10 mártires fueron descuartizados.

Ya en los principios del apostolado, los Padres Blancos se encargaron de la región de Uganda como parte del Vicariato del Nilo superior (1878). Consiguieron entrar en la región y obtener muchos neófitos.

El mismo rey, llamado Mtesa, al principio favoreció a los misioneros, pero después, por temor a que la nueva religión fuera obstáculo para el comercio de esclavos que él mantenía, los obligó a alejarse.

Tiempo después fue sucedido en el trono por su hijo Muanga, quien fue amigo de los cristianos. Sin embargo, aquel panorama se complicaría de nuevo.

El líder de la comunidad católica, que para entonces tenía unos 200 miembros, era un joven de 25 años llamado José Mkasa (Mukasa) que trabajaba como mayordomo de la corte de Muanga. El rey lo mandó a mandó a matar por confrontar una decisión suya.

José les dijo a sus verdugos: "un Cristiano que entrega su vida por Dios no tiene miedo de morir". Lo quemaron el 15 de noviembre de 1885.

Los cristianos lejos de atemorizarse, continuaron con sus actividades. Por su parte Carlos Lwanga, favorito del rey, reemplazó a José como jefe de la comunidad cristiana y sus oraciones lograron que Muanga desistiera de las persecuciones por 6 meses.

En mayo del año siguiente la violencia se desencadenó. Los cristianos fueron capturados y llamados ante el rey. Este les preguntó si tenían la intención de seguir siendo cristianos, "¡Hasta la muerte!", respondieron ellos. El rey ordenó ejecutarlos en un lugar llamado Namugongo, a 60 kms de distancia.

Carlos Lwanga, Andrés Kagwa, y otros 20 jóvenes fueron beatificados el 6 de junio de 1920 por el Papa Benito XV. Posteriormente fueron canonizados por Pablo VI el 18 de octubre de 1964.

EL PAPA FRANCISCO LLAMA A UNA "CONVERSIÓN MISIONERA" PARA EVANGELIZAR



Redacción ACI Prensa

Una de las audiencias que mantuvo el Papa Francisco hoy fue con los directores nacionales de las Obras Misionales Pontificias, a los que exhortó a ser valientes en la misión y destacó la necesidad de una conversión misionera

El Pontífice instó a una renovación que sea “auténtica, creativa y eficaz” para que “la reforma de vuestras Obras” consista “en una verdadera refundación, una recalificación según las exigencias del Evangelio”, también en la estructura de esta fundación pontificia.


Francisco aludió así a la elección de Mons. Giampietro dal Toso, Secretario Adjunto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, como nuevo presidente internacional.

Para el Papa, “la conversión misionera de las estructuras de la Iglesia necesita “santidad personal y creatividad espiritual” y por ello es necesario “permitir que el Espíritu Santo cree lo nuevo, haga nuevas todas las cosas”.

“Sean audaces y valientes en la misión, colaborando con el Espíritu Santo siempre en comunión con la Iglesia de Cristo”, porque él “es el jefe de las Obras Misionales Pontificias”.

También aconsejó que “vuestro libro habitual de oración y meditación sean los Hechos de los Apóstoles” y recordó que “nuestra vida es, en Cristo, una verdadera misión”.

Para desarrollar esta misión, que es también “colaborar con la salvación del mundo” se necesita “amarlo y estar dispuestos a dar la vida sirviendo a Cristo, único Salvador del mundo”.

domingo, 27 de mayo de 2018

AFRICA/TOGO - JORNADA INTERNACIONAL DE AFRICA: DEL AFRICA DE LAS FATALIDADES AL AFRICA DE LAS POSIBILIDADES



Kara (Agencia Fides) – “Los años pasan, las horas vuelan y los problemas desafortunadamente son los mismos: el deterioro de África, de sus naciones, de su unidad, de su gente aumenta considerablemente e inexorablemente”, escribe el padre Donald Zagore a la Agencia Fides con motivo de la Jornada Internacional de África que se celebra el 25 de mayo. “Cada vez estamos más al centro de una sociedad africana dividida donde la mala gestión, el despotismo, la recuperación étnica, la malicia, la inseguridad, las epidemias reinan cruelmente, coronadas por una moral pública dudosa y por políticos que parecen estar abrumados por los acontecimientos, pero extraña y inexorablemente impulsados por su sed de poder”, comenta el teólogo de la Sociedad de Misiones Africanas.

“Entre la pobreza que continúa creciendo, los altos costes de la vida, un sistema escolar cada vez más precario, mala justicia, desempleo, desplazamientos crueles, protestas, violencia, guerra, los pueblos africanos se encuentran prisioneros de un destino que parece extrañamente marcado con el sello de un fatalismo o una maldición. Una pregunta constantemente atormenta nuestras noches: ¿quién salvará a los africanos?”, se pregunta el padre Donald.

“La celebración de la Jornada Internacional de África con motivo de la creación de la Unión Africana, el 25 de mayo de cada año, ofrece una gran oportunidad para reflexionar más sobre el futuro de un continente lleno de riqueza, capacidades, posibilidades, pero siempre victima de la violencia y la miseria. Es necesario recordar con fuerza las palabras proféticas del Papa Pablo VI, que amaba recordar que 'la paz es el nuevo nombre del desarrollo'. Sin paz, África nunca podrá moverse hacia un desarrollo integral y sostenible, promotor de un mañana mejor para sus nuevas generaciones - explica el misionero. Es ese futuro mejor el que las jóvenes generaciones van a buscar a Europa muriendo en masa en el Mediterráneo o vendiéndose como esclavos”.

“La paz será una realidad verdadera y auténtica solo si cada africano se convierte en apóstol y embajador de la unidad. El nacimiento de una conciencia africana que busca la paz, la reconciliación y la unidad es una necesidad para África. Solo en un espíritu de unidad, cohesión y coexistencia podemos construir un continente en el que reine la paz. Para crear unidad, debemos aprender a hacer sacrificios por el bien de los demás”, insiste el Padre Zagore.

“La búsqueda desenfrenada de intereses personales conduce inevitablemente a la confrontación y la guerra. Hoy más que nunca, debemos reconsiderar el poder político en África. Es más urgente que nunca que una nueva generación de políticos africanos supere la sed inagotable de poder y trabaje duro por la prosperidad y el emerger del continente africano. Una gestión equitativa de la causa política, respaldada por una sana moralidad pública, es la única forma de salvación para África”, concluye el teólogo. (DZ/AP) (26/5/2018 Agencia Fides)

lunes, 7 de mayo de 2018

PANAMA MISIONERA


Los días 4,5,6 de Mayo se llevó a cabo el Taller de Evangelizar con Alegría facilitado por la hna. María Soledad Sáenz Misionera Comboniana quien fue invitada por el equipo de la Comisión Nacional de Animación Misionera de Panamá (CoNAM).
La Comisión Nacional fue creada hace 31 años y surge como una respuesta de la Conferencia Episcopal Panameña, para asumir el reto de la nueva evangelización propuesta por el entonces Papa Juan Pablo II en el marco de la celebración del  V°  Centenario de la primera evangelización en América.

Los objetivos son:
Colaborar en la animación misionera, despertando conciencia de las necesidades que existen en la Iglesia de Panamá y mundo.

Promover la formación integral de los laicos misioneros fomentando una espiritualidad de comunión.
Apoyar las actividades misioneras dando su tiempo dentro y fuera del país. (Ad Intra, Ad Extra, Ad Gentes).

Al momento el presidente de la Comisión es: Mons. Edgardo Cedeño SVD y la Directora Ejecutiva Profa. Fulvia Martínez.
Durante estos días reflexionamos como intensificar nuestro ser misionero a través de la Animación Misionera en las 8 diócesis de Panamá y abrirnos al grito de los pueblos que aún no conocen a Cristo en el resto del mundo.

Uno de los momentos más fuertes que se está viviendo como Iglesia Panameña es la preparación de la Jornada Mundial de la Juventud donde esta comisión intenta sobre todo a través de la formación promover y contagiar a los jóvenes de esta Misión de la Iglesia, SER MISIONERA.

No faltaron los cantos y las danzas con sus características afro e indígenas que son una gran riqueza en este país.

Salimos todos fortificados en el Espíritu y con la Pasión Misionera de que Jesucristo sea conocido y vivido hasta los últimos confines de la tierra.  La inquietud principal que todos los pueblos, todas las personas en el mundo entero tengan vida y vida en abundancia!!!!.

Gracias Panamá por tu ser Misionero, sigue siendo Testigo de ello más allá de tus fronteras.

REPUBLICA CENTROAFRICANA: EL PAPA FRANCISCO PIDE EL FIN DE LA VIOLENCIA Y DE LAS VENGANZAS


El Papa Francisco pidió el fin de la violencia y de las venganzas en la República Centroafricana, país sumido en una cruenta guerra civil y en el que el pasado 1 de mayo fallecieron 16 personas, entre ellas un sacerdote, y otras 99 resultaron heridas durante el ataque contra una iglesia en la ciudad de Bangui.

“Invito a rezar por la población de la República Centroafricana, país que he tenido la alegría de visitar y que llevo en el corazón, donde en los días pasados han tenido lugar graves episodios de violencia con numerosos muertos y heridos, entre ellos un sacerdote”, fueron las palabras del Santo Padre tras el rezo del Regina Coeli en el Vaticano este domingo 6 de mayo.


“Que el Señor, por intercesión de la Virgen María, ayude a todos a decir no a la violencia y a la venganza para construir juntos la paz”.

Según informaron diferentes corresponsalías de prensa destacadas en este país africano, varios hombres armados entraron en la iglesia católica de Nuestra Señora de Fátima y dispararon a los 200 asistentes que se encontraban celebrando la fiesta de San José.

Según se informó en un primer momento, y posteriormente se confirmó, el ataque fue perpetrado por la milicia musulmana PK5, también conocida como “La Fuerza”. Este grupo terrorista se encuentra en guerra tanto contra las fuerzas gubernamentales como contra las milicias cristianas e, incluso, contra otros grupos musulmanes.

La iglesia de Nuestra Señora de Fátima ya fue objeto de un ataque terrorista en mayo de 2015 en donde murieron 15 personas.

Desde el 2013 la República Centroafricana ha sido objeto de numerosos ataques por el complicado proceso de transición que afronta el país y que ha desatado una ola de violencia por el choque entre los grupos armados Séléka y los “antibalaka”, que ha hecho que casi un millón de personas se encuentren desplazadas.

ÁFRICA/REP. CENTROAFRICANA - "LA VIOLENCIA DEL 1 DE MAYO FRUTO DE UN PLAN MACHIAVELICO PARA REPARTIRSE EL PAIS" DENUNCIAN LOS LIDERES RELIGIOSOS



Bangui (Agencia Fides) - La violencia que ha golpeado Bangui en los últimos días “es la manifestación de un plan maquiavélico creado por algunos países conocidos que se hacen llamar amigos, con la complicidad de algunos patriotas”. Lo afirma la Plataforma de Líderes Religiosos por la Paz, denunciando las causas de la “masacre ciega e innoble perpetrada 1 de mayo” en la parroquia Notre Dame de Fátima que causó la muerte de varios creyentes y civiles inocentes, incluido el padre Albert Toungoumala Baba, además de un centenar de heridos” (véase Fides 2/5/2018).
Según los líderes religiosos del país, los objetivos que persiguen los incitadores de la violencia son: repartirse el país; hacer que Centroáfrica sea ingobernable; y si fuese necesario, ponerlo bajo un protectorado. “Todas las confesiones religiosas de Centroáfrica se oponen firmemente a estas acciones de desestabilización”, se lee en una declaración enviada a la Agencia Fides, desde la plataforma de líderes religiosos. El cardenal Dieudonné Nzapalainga, arzobispo de Bangui, colabora con esta plataforma por la parte católica. Tras la masacre el Cardenal Nzapalainga se había interrogado sobre la existencia de “una agenda oculta” que dirige las acciones de los perpetradores de la masacre (véase Fides 3/5/2018). Ahora quienes denuncian una maniobra de desestabilización de la República Centroafricana son todas las principales confesiones religiosas del país, cuyos líderes invitan a la población y en particular a los jóvenes, a “mantener la calma y a no dejarse arrastrar por el odio y la violencia”.

Los líderes religiosos, denunciando las “acciones concertadas para informar a la opinión pública nacional e internacional sobre el grave peligro que amenaza la vida de nuestra nación”, han decidido proclamar “tres días de oración en todas las iglesias y mezquitas, el 10, 11 y 12 de mayo, para pedir el retorno de la paz en los corazones y las almas y la salvaguardia del país de los peligros a los que lo empujan sus enemigos”.

Por último, los líderes religiosos piden al gobierno y a la MINUSCA (Misión de la ONU en la República Centroafricana) que “hagan todo lo posible por llevar a los autores de estos actos de odio ante la justicia”.

Después de la oración del Regina Coeli, este domingo 6 de mayo, el Papa Francisco dirigió una “invitación a orar por el pueblo de la República Centroafricana, un país que tuve la alegría de visitar y que llevo en mi corazón, y donde en los últimos días han ocurrido graves actos de violencia con numerosos muertos y heridos, incluido un sacerdote. Por la intercesión de la Virgen María, que el Señor ayude a todos a decir no a la violencia y a la venganza, para construir juntos la paz”. (L.M.) (Agencia Fides 7/5/2018)